LOS ROSALES

Sus rosales eran el orgullo del vecindario.
Arrodillado removía con sus manos la tierra empapada.
Unos niños que cruzaban la calle le saludaron.
El dedo índice de su ultima victima sobresalía de la tierra húmeda.
Lo enterró entre los rosales mientras devolvía el saludo.

Contact

La mayoría de las veces uno nunca sabe de donde surgen las ideas. Sorprendiendo a uno mismo y admitiendo que la creatividad no tiene limites. Estas son una pequeña, pero maravillosa, parte de mis ideas.